La trágica muerte de Pedro Juan Moreno, otra noticia falsa de Coronell para ensuciar a Uribe
Corrupción

La trágica muerte de Pedro Juan Moreno, otra noticia falsa de Coronell para ensuciar a Uribe

febrero 14, 2018

Daniel Coronell lidera un grupo de periodistas de otra generación preocupados por el éxito y el crecimiento de las nuevas expresiones de periodismo y de portales independientes como El Expediente a los que ha tildado de ser la punta de lanza de las noticias falsas. Como es natural, su preocupación y sus ataques se deben a que los medios tradicionales a los que representa, perdieron el monopolio de la información y hoy los ciudadanos se informan por otras vías dando más credibilidad a las investigaciones documentadas de medios digitales que a la información oficial del gobierno de turno que reproduce prensa tradicional.

Ver: Preguntas a Daniel Coronell

La realidad es que Daniel Coronell tiene un largo prontuario de publicaciones que perfectamente califican como ‘Fake News’ incluidos los montajes, practica que atenta contra todos los parámetros de la ética periodística y que nuevamente quedó en evidencia en su más reciente columna en Revista Semana en la que basado en un correo electrónico enviado por el criminal Fernando Murillo alias “Don Berna” responsabiliza al expresidente y líder de la oposición Álvaro Uribe del asesinato de su entonces secretario en la gobernación de Antioquia, Pedro Juan Moreno, quien falleció en un accidente cuando el helicóptero que lo transportaba se siniestró el 24 de febrero de 2006.

Con técnica de filigrana, Coronell utiliza un juego de palabras en el que mezcla información con opinión, vedades con mentiras, se apoya en declaraciones que en otro contexto no tendrían alguna credibilidad, y llena de lodo al expresidente; pero es muy cuidadoso en omitir detalles del informe de la Aeronáutica Civil de 51 páginas donde están registrados los pormenores del accidente, el cual reduce, según él, a una “ágil investigación”.

Ver informe Aeronáutica Civil

Sumado a la declaración de ‘Don Berna’ paramilitar extraditado por el Presidente Uribe, Coronell agrega otro “Gran” indicio: sostiene que una señora llamada Nancy Esther Zapata Orozco menciono en un email “la posibilidad” que el helicóptero hubiera sido saboteado. Esas hipótesis son comunes después de cualquier accidente aéreo, sobre todo en los medios de comunicación y siempre es la primera teoría que se investiga. Sin embargo, Coronell intenta hacer creer en su “sofisticado” juego de palabras que a la señora Zapata Orozco la asesinó Uribe por ese “comentario”.

Para intentar darle algo de credibilidad a su falsa noticia remata sacando otros “Testigos” de la calaña de Don Berna y que también odian a Uribe, como el paramilitar Salvatore Mancusso y el narcotraficante Alias Don Mario, ambos extraditados a Estados Unidos.

Normalmente cuando las aeronaves caen por sabotaje y no por fallas mecánicas o error del piloto, se presentan ciertas características que permiten descartar sospechas de lo ocurrido, la primera es que si el avión es derribado mediante bomba, cae al terreno ya desintegrado y varias partes quedan esparcidas lejos del lugar siniestro. Este no fue el caso según el informe y las fotografías, por lo que se descarta que haya sido una bomba

Cuando el avión cae por falla de la turbina (mediante sabotaje o falla mecánica) los investigadores rápidamente detectan que la turbina o turbinas impactan apagadas, este no fue el caso pues la turbina del helicóptero venía funcionando normalmente y en perfectas condiciones. (Ver punto 2.3.5 del informe)

Cuando el piloto es envenenado o intoxicado, el helicóptero impacta el suelo en barrenado y en vuelo descontrolado, este no fue el caso, según el informe.

Leyendo con detalle el informe se puede concluir que el piloto antes de llegar a su destino se encontró con una pared de nubes, como este vuelo era visual, empezó a hacer virajes fuera de la ruta y a descender para evitar las nubes y volando cerca de las montañas, como se dice en la jerga de los pilotos “Estaba buscando un hueco para pasar”, (leer los puntos 2.2.2 y 2.2.3 del informe).

Se demuestra pues que el impacto ocurrido a 37 millas del municipio de Apartado, el piloto incurrió en el error de no tener en cuenta que aún no había pasado una última montaña que faltaba antes de llegar y pensó que después de muchas vueltas y hacerle quite a las nubes ya sobrevolaba terreno plano. Este error de cálculo le hizo descender a 4000 mil pies de altura y encontrarse sorpresivamente contra la montaña

En la sinopsis, al principio del informe, quedó registrado que la aeronave “Tiene todas las características de un vuelo controlado contra el Terreno CTIF” (Sic) (Controled flight into Terrain), esto quiere decir que en el momento del impacto la piloto venia Volando con pleno control del aparato, también dice la sinopsis que “No hubo llamados de emergencia en la frecuencia. ni activación de la Baliza satelital” (Sic), lo cual demuestra que no hubo daño mecánico por el supuesto sabotaje, ya que cuando hay una falla, reportar por radio la Emergencia es el primer procedimiento que hace cualquier piloto, por lo tanto, el golpe fue súbito e inesperado.

Los accidentes aéreos no son asuntos menores y los informes de lo concurrido no dependen solamente de cualquier funcionario de medio rango que Coronell hace creer fácilmente manipulable. De hecho, siempre que ocurre un accidente aéreo de una aeronave de fabricación Americana, por ley en Estados unidos se debe enviar al siniestro inmediatamente una delegación de Expertos de la National Transportation Safety board, NTSB (en este caso solo tardaron dos días en llegar), ya que es menester saber si hubo culpabilidad de la misma fabrica, lo cual causaría millonarias demandas y además es imperativo que dicha falla (en caso de haber ocurrido) sea corregida en las demás aeronaves del mismo tipo a nivel mundial y evitar más muertes. El informe de la NTSB estuvo a disposición de la Aerocivil y fue acorde a lo dicho por estos expertos, ver punto 2.2.6, cualquier autoridad tiene acceso a este informe en el momento que lo solicite.

Los distinguidos lectores de la Revista Semana tienen el suficiente criterio para notar que el objetivo de Coronell no solo es dar rienda suelta a su odio personal contra el expresidente, sino defender la mermelada que ha recibido del gobierno de Juan Manuel Santos y que estos beneficios no peligren si el Centro Democrático llega al poder. Es comprensible su inclinación editorial si se tiene en cuenta que no son pocos los favores que él y su empresa NTC han recibido del actual gobierno a través de multimillonarios contratos. Mientras RCN TV y Caracol TV tuvieron que pagar $300 mil millones al estado por un canal de televisión a Coronell y sus socios les dieron un tercer canal (Canal Uno) prácticamente gratis.

Nota del editor:

 

Como si fuera poco el cumulo de evidencias en la más recuente noticia falsa de Daniel Coronell una vez publicado este articulo se conoció este comunicado de ‘Don Berna’ en el que desmiente las afirmaciones hechas por el vicepresidente de Univisión y columnista de Revista Semana.

 

Atención: “Don Berna” desmiente a @DCoronell frente a sus acusaciones contra @AlvaroUribeVel por la trágica muerte de Pedro Juan Moreno. #FakeNews pic.twitter.com/5sL3zdAdR0

(Visitas Totales 6.113 - Visitas Hoy 1 )

Sobre el autor

El Expediente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Expediente
Teléfono: 3132161175
Contáctenos: info@elexpediente.co