LOS PERSEGUIDOS EN CALDAS… Nuevo relato de la historia

Por: Juan Daniel Giraldo M

Hay momentos en la vida en los que uno debe tomar posiciones y más cuando se hace en honor a la verdad.

Cuando era un estudiante universitario por el año 2006 conocí a JORGE LAVERDE VARGAS , gran contertulio y un académico que por accidente ha hecho política.

Nacido y hecho a pulso en la Dorada, siempre disonante de las líneas que supuestamente eran las hegemónicas en la política local por no decir pueril. Recuerdo bien cuando en el 2009 cuando falleció el siempre vigente senador Víctor Renan Barco, se aisló de los grupúsculos locales e invitó a foráneos como Luis Fernando duque a las tierras caldenses.

Recuerdo bien cuando le pregunté en ese momento por las razones y qué mejor explicación encontré: había que hacer visible a Caldas y la mejor manera era que personas fuera del departamento se interesaran en él, posición que hasta la fecha comparto.

Si nosotros mantenemos el ostracismo y alimentanto gamonalismos inocuos no lograremos mayor beneficio.Y los resultados saltan a la vista: de qué otra forma una persona con excelencia académica hubiese podido sobresalir y llegar a cargos de Procurador provincial y a la secretaria comisión sexta del senado de la República sin depender del parlamentario de turno?

O acaso necesitamos mantener el beneplácito de aquellos que quieren seguir teniendo a Caldas como la finca de paseo dominical.

Yo sinceramente no entiendo cual es la costumbre mal sana siempre de imponer padrinos a cualquier coterráneo que sale de la ciudad, en lo personal mi trayectoria profesional ha sido desligada de ese tipo de situaciones (valga decir que a Dios Gracias, porque ello me permite hablar con independencia y sin miedo a contrariar a quien no esté de acuerdo).

Y eso es lo que uno ve en este tipo de casos: INDEPENDENCIA Y ECUANIMIDAD. Lo único que ha generado ello son persecuciones familiares, el yugo del cepo pseudo moral que busca hasta sacar a la familia de la vida profesional.

No caigamos más en el bajo juego de querer relacionar siempre a alguien que ha podido descollar y tener visión nacional con algún padrinazgo local. No podemos seguir calumniando a laverde un hombre decente , trabajador, solo porque algunos lo han visto como un posible candidato a la gobernación, y el rotundamente ha dicho que seguirá en su vida académica Todos podemos y debemos hacer carrera nacional sin seguir esa absurda dependencia.

Creo yo que ese es un gran problema que no hemos podido superar y que debemos mejorar: el de generar nuevos liderazgos que hagan de Caldas de nuevo el gran referente que siempre ha sido.Y para terminar: aprovecho estas líneas para hacer un mensaje especial por la perdida de la gran líder doña Pilar Villegas, otro ejemplo de independencia y liderazgo público y privado, sobresalió por encima de su apellido y de quienes ostentaban el poder en su momento, y se volvió un referente del poderío femenino que puede llegar a tener una persona. Paz en su tumba

(Visitas Totales 71 )
Salir de la versión móvil