El silencio de Uribe ante la amenaza dictatorial de Petro

El expresidente Uribe está mudo ante las amenazas de Gustavo Petro a la institucionalidad, la democracia, la independencia de poderes, la soberanía energética, y el bolsillo de los colombianos.

El jefe del supuesto partido de oposición, el Centro Democrático, ha decidido mirar hacia otro lado ante el gobierno revolucionario de Petro.

Hoy nuevamente sobresalió su silencio frente a las declaraciones de Petro proclamándose jefe del Fiscal General de la Nación. Se registró comunicado de la Corte Suprema de Justicia, de la Rama Judicial, de los partidos políticos e incluso críticas desde sectores de izquierda que rechazan la amenaza dictatorial de Petro. El único que guardó silencio fue el expresidente Uribe, en otras épocas, llamado ‘el muro contra el comunismo’.

A falta de oposición, el expresidente ha sido más bien defensor del gobierno Petro. En la primera marcha ciudadana ante la reforma tributaria de Petro se reunió con el recién elegido presidente del ‘Pacto’ y pidió que no lo estigmatizaran como un gobierno comunista. Después apareció como defensor de Nicolás Petro en medio de las acusaciones por corrupción y luego, durante de un evento público del Centro Democrático, le quitó la palabra a un militante del partido que llamó ‘guerrillero’ a Gustavo Petro.

A Uribe solo se le ha visto interesado en hacer oposición a la reforma a la salud, un asunto en el que siempre ha tenido un intereses particular, con mayorías en la Comisión Septima y con superintendentes de salud de su entera confianza.

En otros temas el expresidente parece diezmado y alineado con las decisiones del gobierno Petro que plantean cambios institucionales de fondo al modelo democrático adoptado en la Constitución del 91.

Salir de la versión móvil