Carlos Caicedo politiqueando con la Salud de Magdalena en medio del Coronavirus

Por: Lina María Peña

Carlos Caicedo quería estar seguro, antes de salir a su ronda al hospital más grande del departamento del Magdalena, se puso un traje de bioseguridad que lo cubría de pies a cabeza y que le garantizaría estar sin ningún tipo de contagio de coronavirus a su hogar.

Su aspecto de ultra protección evocaba las imágenes de Chernóbil, sin embargo a su lado el personal de atención del hospital Julio Méndez Barreneche quienes hoy fungen como héroes en esta época de crisis pandemica se les ve sin tapabocas, sin guantes, y sin las comodidades de bioproteccción que luce el gobernador.

¡Primero Carlos Caicedo, después el pueblo!

Toda ésta falsa imagen de luchador del Gobernador del departamento del Magdalena, se cae por su propio peso en razón a que se convirtió en el primer mandatario que tendrá que rendirle explicaciones a las autoridades por el manejo de los recursos económicos para la atención de la pandemia del Coronavirus, recursos que están bajo su administración y que no giró de manera oportuna a los centros hospitalarios del departamento.

La denuncia la suscribe el abogado penalista Julián Quintana quien alega que el gobernador incumplió un compromiso con la Procuraduría General de la Nación pero sobre todo con la salud de los samarios y Magdalenenses en medio de la pandemia.

El damninficado con el incumplimiento del gobernador en plazos y fechas fue directamente el hospital universitario Julio Méndez Barreneche, ello a pesar de los requerimiento que recurrentemente realiazaba el gerente de la época y a la fecha dichos dineros no fueron consignados los recurso a la mencionada ESE departamental.

En vigencia el acta suscrita entre altos funcionarios de la gobernación y la procuraduría general de la nación, los plazos para su cumplimiento fenecieron, entre tanto el ente de control disciplinario solicitó la información al Tesorero designado por el gobernador Caicedo en que estado se encontraban los giros de los recursos a la ESE departamental, encontrándose  que dichos dineros no habían sido puestos a disposición del Hospital, situación que en medio de la crisis del Covid-19, pondría en riesgo la salud y la vida de los Magdalenenses.

De acuerdo con informaciones recabadas, el gobernador del Magdalena Carlos Caicedo no cumplió su deber legal de hacerle las transferencias a la ESE departamental desde el mes de enero y a pesar que se vislumbraba la llegada del coronavirus, no hizo las diligencias pertinentes para que el ente de salud más importante del Magdalena estuvise a tono con sus obligaciones financieras con el recurso humano medico, enfermeras y proveedores, de tal manera que la la funcionalidad del hospital no se viera afectada.

«Más casos de retención de giros a otros hospitales»

Conversamos con varios gerentes de hospitales en el Magdalena. Muchos de estos coincidieron que la actitud del gobernador y del secretario de Salud, Jorge Bernal, tienen el propósito de ahogar financieramente a los hospitales del departamento y dejar una especie de responsabilidad a quiénes hoy están al frente de las entidades por no ser personas de su confiaza afines a su grupo político. «Ni un tapabocas han enviado a los municipios», fue el cruel comentario de un gerente de uno de estos hospitales afectados por lo que llaman la malquerencia del gobernador con la salud de los más vulnerables y quien nos pidió reservar su identidad ante posibles represalias

«Dinero para todo menos para el sector de la salud»

Estos graves hechos se complementan con las denuncias que han publicado diversos medios de comunicación en la capital del Magdalena, en donde se han evidenciado y privilegiado millonarios contratos en favor de empresas y personas que buscan proteger la imagen desgastada del izquierdista Carlos Caicedo. Desde la procuraduría se emitió un mensaje para que los mandatarios regionales destinaran los recursos para combatir el coronavirus, sin embargo, el gobernador Caicedo le preocupa más su imagen personal que la situación calamitosa que viven miles de familias Magdalenenses que se encuentran en cuarentena para evitar el contagio masivo pues al no tener unos hospitales con los recursos físicos y económicos para funcionar sus vidas corren peligro.

«Alcaldes municipales inconformes con el gobernador de los anuncios digitales»

Alcaldes como el de Retén y Cienaga, han manifestado su inconformidad por la pésima acción del gobernador para entregar las ayudas a quienes por razón de la cuarentena no pueden trabajar y como consecuencia de ello no tienen como comprar la comida. El Alcalde Checho Serrano de El Retén, que si bien hace lo humano para que su comunidad se quede en casa, el gobernador solo se dedica a decir que no venimos aplicando la medida, pero según eso ocurre porque el desconocimiento que tiene la estructura económica y laboral de la región, toda vez que la actividad agricola e informal es la que predomina en el Magdalena y sin trabajo y ayudas es muy difícil cumplir la cuarentena. En muchos municipios las ayudas no han llegado y al gobernador Carlos Caicedo solo se le conoce en las redes sociales pero la interacción con los Alcaldes y las comunidades para enfrentar el Covid-19 es completamente nula.

Serán las autoridades judiciales las encargadas de investigar estas denuncias que tienen en riesgo la salud y la vida del pueblo magdalenense. De acuerdo con las últimas informaciones ya la fiscalía general de la nación estaría oficiando a un grupo elite para investigar el presunto delito de prevaricato y otros más afines en contra de Carlos Caicedo.

Salir de la versión móvil